La Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) es una enfermedad neurodegenerativa que está siendo estudiada en el hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo desde diferentes enfoques.

Según han informado fuentes de la consejería de Sanidad de la Junta de Castilla La Mancha, organismo del que depende este hospital, investigadores italianos de la Universidad Campus Bio-Medico de Roma, dirigidos por el profesor Vincenzo Di Lazzaro, han llevado a cabo un estudio en el que muestran el efecto beneficioso de una tecnología desarrollada en el Hospital de Parapléjicos a la hora de ralentizar la progresión de la ELA.

El investigador Vicenzo Di Lazzaro con el caso ideado para luchar contra la ELA

Esta tecnología está basada en la estimulación no invasiva con campos magnéticos estáticos, conocida como tSMS.

El estudio, publicado en la revista científica Brian Stimulation, incluye solo dos pacientes, pero este ya ha motivado un ensayo clínico que está en curso. 

La posibilidad de utilizar esta técnica para ralentizar la enfermedad de la ELA es esperanzadora.

Partiendo de los estudios del doctor Antonio Oliviero, publicados en 2011 en la prestigiosa revista Journal of Physiology, dicha técnica se ha desarrollado en el centro público toledano de referencia nacional en lesión medular a través la empresa NEUREK SL, spin-off que cuenta con la participación de la Fundación del Hospital Nacional de Parapléjicos, junto a los socios fundadores, los doctores Guglielmo Foffani y Juan Aguilar, además del ya citado Oliviero.

Según explica Antonio Oliviero, “recientemente, se ha demostrado que esta nueva técnica de estimulación del campo magnético estático transcraneal no invasivo (tSMS) suprime la excitabilidad de la corteza motora de sujetos sanos durante 10-30 minutos. Dado que tSMS no requiere ningún equipo electrónico, se realiza fácilmente y es adecuado para la administración crónica diaria en el domicilio de los pacientes”.

Casco de estimulación magnética para ralentizar la progresión de la ELA

El estudio de Vincenzo Di Lazzaro, aclara el neurocientífico Antonio Oliviero, “tiene limitaciones obvias, porque solo se trataron a dos pacientes y porque usamos un grupo de control histórico. Sin embargo, los resultados actuales muestran que la tSMS a largo plazo es segura y factible y los resultados sugieren que tiene potencial terapéutico en la ELA”.

Además, prosigue el investigador,”esta técnica puede ser auto administrada en el hogar, una ventaja frente a otras técnicas de estimulación cerebral no invasiva que solo se puede realizar en centros especializados”.

Con base en estas observaciones preliminares, ahora el profesor Di Lazzaro, en Italia, ha comenzado un ensayo, usando los cascos ideados y fabricados por  Neurek SL, controlado con placebo que evalúa la tSMS como un tratamiento modificador de la enfermedad en la ELA.

Para acometer la ELA existen en la actualidad varias estrategias, como los tratamientos farmacológicos, que se dirigen a los receptores del glutamato, principal neurotransmisor liberado por las neuronas y excitador del sistema nervioso y tienen una eficacia limitada, el uso de la estimulación no invasiva con campos magnéticos abre definitivamente nuevos horizontes terapéuticos.

En Clínica El Carmen de Guadalajara queremos ofrecerte informaciones serias y rigurosas sobre cuestiones médicas que a todos nos preocupan. Porque una sociedad informada es una sociedad más libre y está mejor preparada para afrontar el día a día.

En Clínica El Carmen de Guadalajara contamos con una gran cartera de especialidades médicas, entre ellas Medicina de Familia, Análisis Clínicos y Test COVID, además de un completo equipo de fisioterapeutas y especialistas en rehabilitación y tratamiento del dolor, que de forma multidisciplinar resolverán todas tus dudas y te ayudarán a encontrar el mejor tratamiento para esta y otras cuestiones. 

Cita previa en el 949 39 22 22. Calle Amparo, 5. Guadalajara.

E-mail: comunicacion@elcarmenclinica.com